Zidane: “Si estamos a ocho puntos es por la falta de gol”

By Eleonora Giovio

El Athletic, que había empezado la semana herido de muerte con la eliminación copera por parte de un Segunda B, aguantó como un jabato bajo la lluvia y la humedad de San Mamés. El Madrid, que se clasificó para los octavos de Copa gracias a Bale y con algún que otro susto, saltó anoche al campo sabiendo que el Celta le había quitado dos puntos al Barcelona. Ganar contra el Athletic le habría permitido colocarse a seis de los azulgrana tres semanas antes del clásico del Bernabéu. No pudo, sin embargo, con un Athletic que jugó los últimos 20 minutos en apnea y reventado. Terminaron los blancos con diez por la expulsión de Ramos —la segunda en lo que va de temporada— y también con la de Chendo, el delegado del equipo. “Por levantarse del banquillo para protestar al equipo arbitral, de forma ostensible, gritando y realizando gestos con sus brazos”, reflejó el acta.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/02/actualidad/1512251665_681651.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Santi Mina y la patente de LeBron James

By Salva Folgado

Cuando Santi Mina marca esta temporada, la liturgia es la misma. Carrera corta hacia el fondo de detrás de la portería, frenada en seco, rodilla derecha arriba y abajo, mismo gesto luego con la rodilla izquierda, dos palmadas al pecho con la mano derecha y saludo militar para concluir. La danza del gallego, tras cada uno de los siete goles que ha hecho esta campaña, está inspirada en el gesto, cargado de rabia, que patentó LeBron James cuando jugaba en Miami Heat para silenciar a sus detractores. “Silencia a los críticos, demuéstrales que se equivocan”, este era el eslogan gestual detrás de cada canasta ganadora de LeBron.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/02/actualidad/1512249202_959023.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Un Real Madrid sin pies

By José Sámano

Un suceso insólito bien pudo ocurrir en San Mamés. La pelota, que estuvo siempre en riesgo alarmante, no acabó con un esguince de puro milagro. Ambos equipos, sobremanera el Athletic, la maltrataron con saña. A ninguno le sirvió de flotador, apenas alguien se ocupó de dar un simple mimo al balón y por la pradera hubo tanto sudor como toques con el juanete. Para el Real Madrid y, mucho más para su adversario, la pelota solo fue un artefacto. Sin llegar a tanto, pero podía haber sido previsible en el caso del conjunto vasco, que zozobra en la Liga y en Europa y ya tuvo su cataclismo en la Copa.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/02/actualidad/1512252822_067105.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Athletic y Real Madrid confrontan sus depresiones en San Mamés

By Eduardo Rodrigálvarez

Los partidos son como justas modernas y colectivas entre rivales, a veces enemigos, pero a veces se definen mejor como un tema de asuntos internos. El Athletic había fallado estrepitosamente en la Copa ante el Formentera y el cielo le escupió una tormenta mitad bíblica, mitad sapos y culebras. La depresión en el club era descomunal, así que el Madrid pasaba a un segundo plano con los ojos del público bilbaíno fijos en la actitud de los suyos buscando la genética, el compromiso, la rabia, más lisa y llanamente la mala leche por encima de las estrategias deportivas. La depresión del Madrid es más ligera y el empate del Barcelona le había sentado como un carajillo caliente antes del partido. Pero a su fútbol aseado, ordenado, a modo de vals, afrontó el encuentro, le falta el estoque y la puntilla. La sequía de Cristiano es un problema y un síntoma. En casos así, los ojos miran a Isco, a su cambio de ritmo, su tobillo, sus neuronas, y entonces el Madrid juega por donde el malagueño.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/02/actualidad/1512252553_051147.html#?ref=rss&format=simple&link=link