El Madrid, en Abu Dhabi pendiente de Bale y Varane

By Eleonora Giovio

El Real Madrid aterrizó este domingo en Abu Dhabi a las cinco de la tarde hora española (las 20.00 de allí) con una temperatura primaveral de 20 grados. Los familiares de los jugadores volaron junto a la expedición. La plantilla, que se aloja en el Four Seasons —fortaleza en cuanto a seguridad— se entrenará este lunes a las 19.00 (hora local) en el cercano campus de la Universidad de Nueva York, que será su cuartel general estos días.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/10/actualidad/1512930757_020997.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Memoria

By Manuel Jabois

A veces a los equipos de fútbol hay que estudiarlos siguiendo el escrupuloso método de Érase una vez el cuerpo humano, que Woody Allen recreó con eficacia adulta en Todo lo que usted siempre quiso saber sobre sexo y nunca se atrevió a preguntar. En esa película están dos escenas majestuosas, de las mejores de Woody Allen, a la altura de aquella de Manhattan en la que su novia le dice que quiere hacer en la cama cosas nunca vistas y él corre a buscar un traje de buzo (?). Una es la mirada de Gene Wilder cuando ve entrar a una oveja en su despacho de la que se enamora apasionadamente; hay que ser un actor de primera para interpretar un flechazo con una oveja, si bien hay que decir que se lo pusieron fácil: la oveja era guapísima. La segunda es aquella en la que puede observarse el cuerpo humano desde dentro: un hombre está a punto de eyacular, los espermatozoides se preparan para salir, blanquitos todos ellos, y de repente la cámara enfoca a un negro diciendo: “Pero qué hago yo aquí, qué hago yo aquí”. Todo ese movimiento lo dirige una gigantesca sala de mandos que es el cerebro (donde aparece, alborotado, un cardenal pidiendo explicaciones por la erección).

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/10/actualidad/1512924741_756784.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Nacho siempre tiene más

By Eleonora Giovio

Hace tiempo que a Nacho le va pequeño el “siempre cumple”. El defensa madridista, de 27 años, es de los jugadores más fiables de la plantilla porque, además, no se lesiona. Suple a Marcelo en el lateral izquierdo, a Carvajal en el derecho y a Ramos y Varane en el centro. Cuando hay lesionados, cuando la situación es delicada, cuando las bajas generan dudas, él responde. Y en las dos áreas. El sábado contra el Sevilla, el punto de mira estaba puesto en la defensa diezmada —sin Ramos, Varane y Carvajal— y en los problemas goleadores del equipo. Nacho despejó las dudas en las dos áreas.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/10/actualidad/1512930152_495448.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

La solución era Alcácer

By Ramon Besa

El liderato del Barça se explica por jugadores como Alcácer. No es Messi ni Neymar, tampoco Dembélé y, sin embargo, el delantero de Torrent funciona individual y colectivamente, una suerte para el equipo de Valverde, que tiene mano de santo como se comprobó de nuevo en Vila-real. Alcácer y Valverde no serán mediáticos y hasta puede que sumen poco para la marca Barça. A efectos competitivos, en cambio, son resultones y decisivos para entender la jerarquía azulgrana en la Liga. Apareció Alcácer en La Cerámica y al Barcelona se le quitó la cara de rey pasmado que llevaba desde Mestalla. No se puede vivir del empate cuando acechan como lobos el Madrid, el Atlético y el Valencia. El ariete activó a un equipo desapasionado y sacó la mejor versión de Messi ante un rival disminuido por la expulsión de Raba.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/10/actualidad/1512934788_159783.html#?ref=rss&format=simple&link=link

      

Asenjo, de vuelta en un partido grande

By Javier Pérez

Contra el Barcelona, Sergio Asenjo fue la gran noticia para el Villarreal. Un ejemplo de voluntad, tras superar por cuarta vez una lesión de ligamentos. Para regresar una vez más a un terreno de juego y vivir un partido grande, para enfrentarse al Barça y a Messi. Más de nueve meses habían pasado desde que Asenjo caía por última vez, quebrada su rodilla derecha, también en un enorme choque ante el Madrid. Sucedió el 26 de febrero. Cientos de horas de trabajo en silencio para volver sentirse futbolista, superar sus miedos y la soledad del portero.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/10/actualidad/1512940703_898499.html#?ref=rss&format=simple&link=link