Bachelet pide calma y confianza tras aprobación de reforma educativa

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, hizo hoy un llamado a la “calma y confianza” de las familias, tras la aprobación en el Congreso de una ley que busca acabar con el lucro, el copago y selección de estudiantes en los establecimientos que reciben aportes del Estado.

“Quisiera hacer un llamado a las familias a que tengan calma, que tengan confianza, no se van a cerrar los colegios, al contrario, todos los cambios se van a implementar gradualmente”, dijo Bachelet sobre la nueva norma, considerada clave para la reforma educacional que impulsa su Gobierno.

La nueva ley, que entrará en vigor en marzo de 2016, es la primera gran reforma al sistema educativo chileno y se fundamenta en las demandas y grandes movilizaciones estudiantiles que se desarrollan en Chile desde el año 2011.

La reforma tiene por objetivo terminar con las desigualdades estructurales del sistema escolar, a fin de garantizar el derecho a una educación de calidad y que se sustenta en tres ejes: terminar con el lucro en establecimientos que reciben recursos públicos, el fin de la selección escolar y la derogación del sistema de financiación compartida.

En esa línea, Bachelet destacó que “con este proyecto aseguramos que los recursos públicos se inviertan en la educación de nuestros niños, niños y jóvenes, lo que nos parece que es un inicio para avanzar en calidad. También nos va a permitir que nunca más nuestros niños y niñas puedan ser discriminados por sus condiciones familiares y sociales”.

Esta normativa permitirá terminar con la selección por rendimiento escolar previo en los procesos de admisión de los establecimientos subvencionados o que reciben aportes del Estado.

Los colegios, además, no podrán seleccionar por factores socioeconómicos, étnicos, nacionales, culturales, religiosos o de discapacidad, con el fin de terminar con las “discriminaciones arbitrarias”.

EEUU: Ataque aéreo mató 50 combatientes en Irak

WASHINGTON.— Los más recientes ataques aéreos estadounidenses en Irak mataron una cifra inusualmente grande de combatientes del grupo Estado Islámico, dijeron las fuerzas armadas del país.

Un comunicado del Comando Central de Estados Unidos emitido el lunes señaló que una serie de ataques alcanzaron objetivos cerca de la Presa Haditha, incluida una unidad grande del Estado Islámico. No mencionó números, pero el mayor Curtis Kellogg, vocero del Comando Central, dijo que fueron atacados entre 50 y 70 milicianos y se cree que la mayoría murieron.

Al reportar sus ataques casi diarios, el Comando Central rara vez menciona cifras específicas de muertos. Usualmente enlista en términos generales el tipo de objetivos militares que atacó, como un vehículo blindado o “una posición de combate”.

La Presa Haditha está en el occidente de Irak, en la provincia de Anbar.

El Pentágono ha rechazado a calcular públicamente la cifra de combatientes del Estado Islámico en Irak.