Marcel Granier fija posición sobre La Piedrita

Comunicado
En un reconocido Semanario Nacional, Valentín David Santana Torres, líder del grupo pro gobierno llamado la Piedrita, de manera pública, notoria y comunicacional, confiesa haber cometido diversos delitos. Entre ellos: Ataques con bombas lacrimógenas a Globovisión, al Nuevo País, a la sede del partido Copei, al Ateneo de Caracas, a la Nunciatura Apostólica, a Marta Colomina y a la residencia del Dr. Marcel Granier.
Como si esto fuera poco, en el mencionado artículo responde de manera clara y contundente a una pregunta de la periodista, admitiendo que se proponen “pasar por las armas al Dr. Marcel Granier”.
Llama la atención que el artículo tiene fotos de la persona que ha confesado estas acciones y, para más señas, reporta con precisión su lugar de trabajo. Por lo tanto, este ciudadano, además de confeso, está plenamente identificado.
Esperamos que la Fiscalía, el Ministro de Relaciones Interiores y los órganos policiales responsables de detener, llevar a juicio y condenar a esta persona, actúen de inmediato para evitar que siga la impunidad y que este ciudadano, que ha confesado sus crímenes, y la intención de ejecutar otros, cumpla con sus amenazas.
De no ser así, el Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, Sr. Tarek El Aissami; la Fiscal General de la República, Sra. Luisa Ortega Díaz; el Director General del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Sr. Wilmer Flores Trosel, entre otros, serán responsables por los delitos cometidos, y de los que pretende cometer el mencionado ciudadano. Por lo tanto, estos funcionarios tendrán que asumir todas las consecuencias que se deriven del grave, público y notorio incumplimiento de sus deberes.

Declaraciones como éstas sólo son posibles en el clima de impunidad en el que vivimos los venezolanos, instigado y propiciado por el discurso de odio que mantiene el ciudadano Presidente de la República, Sr Hugo Chavez Frías, quien por lo demás, según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, tiene como principal responsabilidad “cumplir y hacer cumplir la Constitución y la ley”.

Doctor Marcel Granier
Presidente del Centro Corporativo 1BC
y Director General de Radio Caracas Televisión

Discurso de Marcel Granier a un año del cierre

Buenos días a todos.

Hoy se cumple un año del cierre arbitrario de RCTV, una decisión que la mayoría del país y del mundo ha calificado de arbitraria, ilegal y motivada por el deseo de imponernos un régimen totalitario de reelección perpetua. Un año desde que nos fueron robados nuestras instalaciones y equipos de transmisión. Un ano de total ausencia de justicia.

Desde hace 12 meses los venezolanos que recibían RCTV en sus casas de manera libre y gratuita, se han visto privados de su canal preferido, del que llegaba a todos los rincones de Venezuela gracias a un plan continuo de inversión, del que estuvo presente en cada hecho importante, alegre, trágico o simplemente noticioso de la historia de los venezolanos en los últimos 53 años.

Algunos venezolanos, con mucho esfuerzo y sacrificio se han suscrito a operadores de televisión por suscripción para ver RCTV Internacional y para escapar del proyecto de hegemonía comunicaciónal que nos pretende imponer el régimen. Otros ni siquiera tienen esta opción porque sus ingresos no se los permiten. Para el 75% de la población venezolana, según los números de CONATEL; o el 62%, según AGB; o el 42%, según las distintas encuestas, la opción de pagar un servicio de TV por suscripción está fuera de sus posibilidades.

Pero mas grave aún, hay zonas de Venezuela en las que no llega ningún canal en señal abierta con información y opinión disidente de la línea editorial establecida en Miraflores. Los venezolanos que viven en esas zonas y que no tienen acceso a TV por suscripción ya viven tras la cortina de hierro. En el mejor de los casos estamos hablando de por lo menos 2.000.000 de personas.

Por respeto a esas personas deberíamos pensar muy bien antes de afirmar que, en Venezuela existe libertad de expresión, sólo porque en este momento estamos aquí y parece que habláramos en absoluta libertad.

La libertad de expresión no existe cuando los medios de comunicación y los periodistas se encuentran amenazados por cumplir su trabajo; la libertad de expresión no existe cuando algunos medios y algunos periodistas se autocensuran; la libertad de expresión no existe cuando el gobierno distribuye la pauta publicitaria para comprar líneas editoriales y conciencias.

Pero sobre todo la libertad de expresión no existe cuando hay personas que no pueden decidir libremente, donde y cómo informarse, cuando no se tienen opciones de información para contrastar la “Historia Oficial” que responde a los intereses del gobierno. La libertad de expresión no existe cuando los ciudadanos no pueden protestar y hacer del conocimiento público su protesta.

No debería ser necesario aclarar este concepto, pero a veces parece que algunos no lo entienden, pues creen que, por alguna extraña razón, la libertad de expresión no es algo que les concierna.

La libertad de expresión es la más importante de las libertades porque cuando ella es eliminada, la represión del Estado ya no tiene límites. Sin libertad de expresión la represión no será transmitida en el momento en que ocurre, no será criticada y no será debidamente informada la comunidad nacional e internacional de lo que ocurre, para que se tomen acciones y se pueda detener el abuso de poder, salvar vidas, evitar victimas. Mas de mil millones de Chino no saben lo que ocurrió en la Plaza de Tianamen o en las mas recientes protestas de los monjes Tibetanos.

La libertad de expresión existe cuándo todos y no sólo algunos pueden hablar, informarse, conocer y decidir.

Por eso la Biblia empieza con estas palabras “En principio fue el verbo”, porque es el derecho a hablar y a expresarnos lo que nos distingue de los animales.

Alguien me decía en estos días que RCTV no es simplemente una marca, es un tatuaje imborrable en el corazón de los venezolanos. Y esa relación sigue intacta gracias al pueblo de Venezuela, el mismo pueblo que nos había recibido en sus casas durante 53 años, que antes del cierre salió a defender su canal y después del cierre nos ha seguido buscando y defendiendo, cómo se demostró en la maravillosa marcha del 25 de Mayo pasado. Marcha para reclamar que nos quieren de regreso en su señal del canal 2, en la que nada ni nadie nos podrán sustituir.

Nos ganamos con esfuerzo y dignidad el respeto de los venezolanos. Eso nos compromete con ellos a seguir luchando con perseverancia, firmeza y en forma no violenta hasta lograr el regreso a la casa de todos los venezolanos. Libre y gratis, como debe ser.

En estos doce meses demostramos que lo que se gana legítimamente con trabajo honrado, nunca podrán arrebatártelo los incapaces de construir, de crear, de producir. Que el talento no se sustituye con dinero mal habido. Que las armas, el autoritarismo y el abuso de poder que el 25 de Mayo se apoderaron de nuestras instalaciones, y el 27 de nuestra señal, nunca podrán sustituir la dedicación, la disciplina y el oficio desarrollados en 53 años de experiencia. Que podrán robar un canal, pero nunca harán Televisión.

Los trabajadores, los gerentes, los artistas y los accionistas de RCTV transitamos este año más cohesionados que nunca. Al día siguiente del cierre vinimos al canal y seguimos trabajando, aún cuando no sabíamos ni cómo, ni cuándo podríamos hacer llegar nuestro trabajo a los venezolanos y por cuanto tiempo podríamos seguir haciéndolo.

No nos dejamos abatir ni doblegar, sabíamos que estábamos actuando a la altura del reto que se nos presentaba, sin defraudar ni a nuestras familias, ni a nuestros fundadores, ni a los venezolanos. Pero también sabíamos que nos esperaban días muy duros de vivir. Las expectativas eran poco halagadoras. La noche entre el 27 y el 28 de Mayo de 2007, fue la más oscura de nuestra historia personal y empresarial, y una de las más oscuras de nuestra historia como nación.

Pero inesperadamente, de ese 27 de Mayo surgió algo bueno, algo esperanzador, algo que hizo posible el 2 de Diciembre. Algo que se creía olvidado, un concepto antiguo, que parecía pasado de moda encontró lugar en el corazón de la juventud Venezolana y el amor por la Patria, por la libertad y por la democracia explotó en todo su potencial regenerador el 28 de Mayo de 2007.

La triste noche del 27 de Mayo del 2007, el Ciudadano Presidente quedó desnudo en su patético proyecto totalitarista. Cómo en el famoso cuento de Hans Cristian Andersen, el Traje Nuevo del Emperador, fue la joven Venezuela la que descubrió su desnudez y los jóvenes de este país, que sueñan y que son alegres, libres, democráticos, decidieron salir a luchar por la patria, por la unidad, por el futuro.

Por el cierre de RCTV salió a la calle lo mejor que tiene cualquier país, su juventud, sus estudiantes, y les siguió el pueblo y se llenaron las calles y ese mismo día comenzamos a construir ese mejor país que todos soñamos algún día para nuestros hijos, sustentado en los valores legítimos de libertad, democracia, tolerancia, convivencia y dignidad que hoy nos sostienen.

Los jóvenes demostraron que se podía tomar el centro de la ciudad y la gente del Oeste salió a vitorearlos en el camino, prueba irrebatible de que no existen dos Venezuela y que el discurso de odio no ha tenido asidero en este noble pueblo.

En contra de todo pronóstico los jóvenes demostraron que se podía mantener la protesta por meses, durante la Copa América y durante las vacaciones. A pesar de los múltiples intentos por callarlos, sacarlos de las calles, desorientarlos en su rol, el movimiento estudiantil se mantuvo firme hasta que el 2 de Diciembre el proyecto totalitarista del Ciudadano Presidente, sufrió su más dura derrota.

Ese día, unidos los jóvenes con el pueblo, las organizaciones civiles con políticos y partidos, fue derrotado un CNE parcializado y nada confiable que aún hoy no ha dado los resultados definitivos de ninguna elección. Sin violencia pero con la firme presencia de todos en las calles, y las pocas ventanas de información plural que quedan abiertas, el ciudadano presidente fue obligado a admitir la derrota de su intento de perpetuarse en el poder.

Pero el peligro no está conjurado, debemos desde todas las instancias, estar a la altura del ejemplo que nos dieron los jóvenes y el pueblo. Venezuela demanda a sus políticos, a los partidos, a los empresarios, a las instituciones, a los profesionales, a los medios de comunicación una conducta vertical en la defensa de la democracia.

Los que no entienden que el pueblo exige una conducta desprendida, transparente y firme, como la que mostró RCTV el 27 de Mayo, los estudiantes desde el 28 y la nación unida el 2 de Diciembre, perderán irremediablemente toda credibilidad, como ya la perdieron los que el 27 de Mayo traicionaron a Venezuela mirando hacia otro lado mientras cerraban este canal.

Venezuela está harta de acuerdos entre gallos y media noche. Venezuela está cansada de posiciones individualistas, interesadas y acomodaticias. Venezuela quiere firmeza, solidaridad y verticalidad para derrotar el proyecto totalitario que aún pretenden imponernos.

Si RCTV es un símbolo de dignidad para una generación entera de venezolanos que se dispone a luchar por la democracia y la libertad, sentimos que el sacrificio bien ha valido la pena, que es mucho mas lo que ganamos que lo que perdimos y que tarde o temprano, a pesar del abuso de poder del régimen, de la mano de los estudiantes y gracias al pueblo de Venezuela, volveremos.

Tenemos con que y tenemos porqué.

Por Venezuela siempre.

Marcel Granier
Presidente de las empresas 1BC