Cuando despierta Cristiano

By David Álvarez

En 2013, semanas después de que Leo Messi recogiera su cuarto Balón de Oro consecutivo, Zlatan Ibrahimovic visitó con el PSG el Camp Nou, y allí dio por finiquitado a Cristiano Ronaldo en lo que a la disputa de este trono más o menos futbolístico se refería: “Al Balón de Oro deberían ponerle el nombre de Messi, porque va a seguir ganando muchos. Su único rival es él mismo”, dijo. Con la cuenta 4-1 a favor del argentino, aquello era, en efecto, lo que todo el mundo pensaba. Salvo Cristiano, que ayer vio cómo la cosa se ponía 5-5.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/07/actualidad/1512650479_909223.html#?ref=rss&format=simple&link=link