El Athletic escribe un final feliz contra el Zorya

By Eduardo Rodrigálvarez

Sobre el pesado césped del Arena Lviv, el balón se comportaba como un bulto sospechoso que los jugadores apartaban del pasillo lanzándolo hacia arriba, lo más alto posible, con el imposible deseo de que no volviera jamás. Así anduvieron unos y otros durante media hora quitándose de encima esa cosa redonda tan odiosa con la que nadie quería trato alguno. El Zorya, que ganó en San Mamés, es una animosa tropa sin más talento que la ilusión. Muy atrás queda aquel título de Liga de la URSS en los años 70, toda una sorpresa en la férrea dictadura deportiva de las capitales soviéticas. Pero el Athletic, más acreditado, tiene un problema básico: no sabe muy bien a qué juega, sea cual sea el rival que se le oponga y la necesidad que le apremie, ayer la máxima, en su obligación de no perder para seguir vivo en Europa.

Seguir leyendo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2017/12/07/actualidad/1512682487_686035.html#?ref=rss&format=simple&link=link